Social Network

Gabriel Parra Cortés

POSITION: Estudiando en el CEP (Centro de estudios Pastorales), Santiago

Comencé mi periodo como aprendiz ministerial lleno de dudas y expectativas en marzo del año 2014. Durante los meses siguientes, gracias a un claro programa de trabajo semanal, elaborado por Daniel Kirk (mi entrenador), pude compartir no solo la visión y el manejo pastoral de la iglesia, sino además tuve tiempo de estudio teológico, a través de los cursos del Certificado Anglicano de Teología (CAT), tiempo de introducción al griego, de conocer y aprender de diferentes pastores y líderes de la región. Empecé, además, a desarrollar tiempos de discipulados y estudios bíblicos con amigos y hermanos de la comunidad, y a liderar la Comunidad Misional (CM) en Parque de los Ingleses, primeramente y luego en el cerro Placeres.  Durante el mismo año 2014, a raíz de las necesidades socioeconómicas de los vecinos de Valpo producto de los incendios en la ciudad, pude liderar la vinculación de nuestra iglesia con diferentes familias de los cerros, aportándoles no solo en lo material, sino que además llevándoles palabras de aliento y de esperanza en Cristo. Por último, en el 2014 también pude explorar el desafío de preparar y exponer sermones los días domingos (en 4 oportunidades) y también fui invitando a dar una serie de talleres en eventos regionales de los jóvenes anglicanos y del Grupo Bíblico Universitario, teniendo la oportunidad de asistir al encuentro CONOSUR del movimiento universitario evangélico en Brasil durante el mes de Febrero.

 

Durante el segundo año de mi periodo como Aprendiz, surgieron más y diferentes desafíos en IPA, porque si bien el programa de entrenamiento elaborado por Daniel continuó, tuvimos el privilegio con Rebeca de establecer una nueva CM en nuestra casa, además de liderar el grupo de Placeres, teniendo espacios de servicio comunitario a nuestro entorno, como visitar hogares de niños y desarrollar operativos sociales, y junto con esto, pudimos discutir el evangelio en las reuniones semanales de nuestras CMs. En este sentido, surgió la necesidad de desarrollar una serie de discipulados a los miembros de las Comunidades Misionales y a otros hermanos de IPA.  Así mismo, la preparación y exposición de sermones aumentó durante el 2015 (en 10 oportunidades, visitando las iglesias de Achupallas y Gómez Carreño), además de tener la responsabilidad de preparar las diapositivas dominicales y conformar un equipo de trabajo al respecto. Por otra parte, durante el 2015, tuvimos el privilegio con Rebeca de conocer la experiencia de plantación de iglesias en Guatemala, ya que participamos en una Conferencia de la red Acts29 y pudimos indagar sobre el proceso de evaluación para ser plantadores de iglesia. En fin, durante el 2015 Dios nos continuó enseñando sobre el servicio y el involucramiento en el trabajo eclesiástico y misional, terminando siendo licenciado como Ministro Laico por Daniel Kirk después de haber finalizado los 7 primeros cursos del CAT.

 

En resumidas cuentas, este tiempo como aprendiz ministerial implicó no solo un desafío en lo que significa servir a tiempo completo en la iglesia, sino también significó trabajar en mi carácter, en mi comprensión del evangelio y en la necesidad de mantener una dependencia profunda de Dios en oración y lectura de su palabra, en rendición de cuentas y fraternidad con los hermanos y amigos de la iglesia. Debo remarcar además, que durante estos dos años de aprendizaje y estudio fuimos bendecidos con las diferentes conferencias, cursos intensivos y encuentros desarrollados tanto por la Fundación Generación como por la Iglesia Presbiteriana y Anglicana, en las cuales pude conocer experiencias, testimonios y principios teológicos básicos para nuestro servicio al Reino de Dios.  

A Dios sea la gloria, para siempre!